• Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • skype_black

Teléfono787 - 375 - 7854
SkypeInstituto para el Desarrollo Humano a Plenitud

 

 

Empresa Social de los

 

 

 

 

 

 

 

Design by Dèxios Design
 

Copyright © 2019 Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud. Derechos Reservados.

¿Ya tienes tu acompañante ?

March 16, 2018

Lourdes M. Ortiz M.T.S

Directora

IDHP

 

Acompañar y ser acompañados. Así llamo a lo que considero un fuerte antídoto para ayudarnos a desarrollar fortalezas para lograr aquello que nos propongamos  y afrontar las nuevas realidades de este país donde seguiremos atravesando grandes retos.

 

Estoy convencida que para mantener el equilibrio emocional que nos requerirá echar adelante este país necesitamos acompañamiento. Contar con personas que empáticamente caminen a nuestro lado, nos escuchen, y con su presencia nos ayuden a conectar con nuestra propia sabiduría.  

 

Acompañar no es otra cosa que brindar de nuestro tiempo y atención para estar con la otra persona desde su propia referencia ante lo que esté viviendo. Suelo recomendar en nuestros talleres el que podamos contar con recursos profesionales que nos ayuden terapéuticamente en la solución de conflictos emocionales. También existen excelentes recursos que acompañan a nivel espiritual.  

 

Pero en medio de estos tiempos convulsionados en que vivimos, es saludable contar con la presencia de personas (al menos una) con quien poder tener encuentros donde seamos escuchados y acogidos. Desde hace un tiempo vengo promoviendo espacios donde se practique la escucha atenta. Una herramienta de gran ayuda para canalizar y descubrir respuestas ante los eventos que vamos viviendo.

 

La práctica de la escucha atenta es un movimiento que se está llevando a nivel mundial que busca que logremos entrenarnos para aprender a escuchar de modo nuevo y acompañar con nuestra sola presencia. Escuchar con atención significa escuchar sin juzgar, sin interrumpir, sin aconsejar.

 

Escuchar con atención significa abrir el corazón para ponerse al lado del otro buscando entenderle, conectando con la otra persona desde la mirada, permitiendo que el otro exprese lo que siente y vive sin pretender guiarle o cambiarle.

 

Se ha descubierto que quienes son escuchados de modo atento, logran escucharse a sí mismos y  descubrir sus propias respuestas, es decir, su sabiduría interior. Ser escuchados con comprensión nos permite aceptarnos con nuestras debilidades y acogernos en la medida que otro nos acoge.

 

 

Ser escuchados y escuchar es un regalo, resulta una práctica sanadora para ambas partes pues quien regala su escucha recibe de modo misterioso respuestas que le ayudan en sus propios procesos.

 

Lo hemos visto claramente en los espacios  de trabajo con las comunidades y grupos durante este tiempo post María. En la medida que las personas dejan  salir su empatía y transmiten el amor solidario regalando su presencia acompañante, compasiva y comprensiva se convierten en canal de ayuda para el otro. No es complicado y ofrece fuerzas a quien escucha y a quien tiene el espacio de ser escuchado. Esta práctica ha demostrado ser efectiva aún entre personas desconocidas.

 

¿Ya seleccionaste tu acompañante para este año de acompañar y ser acompañados? Puede ser alguien con quien te pongas de acuerdo para que practiquen juntos la escucha comprensiva cada dos meses o con mayor frecuencia. El tema a dialogar lo establece la persona que desea ser escuchada. La persona que escucha solo hace silencio y con la mirada acompaña, puede hacer peguntas pero no debe interrumpir al que está dialogando. La persona que habla si lo desea puede pedir al otro su opinión, si no, no es necesario, pues la ganancia está en ser escuchados. Pueden finalizar con algún gesto de agradecimiento por el espacio.  

 

Que disfrutes la experiencia de aacompañar y ser acompañado!

 

La autora es Trabajadora Social y dirige el Instituto para el Desarrollo Humano a Plenitud, empresa social de los Centros Sor Isolina Ferré,  donde se ofrecen talleres y acompañamiento dirigidos al crecimiento personal.

lortiz@csifpr.org

 

Please reload

​"
Entradas Recientes   
Testimonios             

"He participado en dos talleres del IDHP y encuentro que son herramientas muy poderosas para el crecimiento y maduración afectiva y espiritual. He podido manejar mi coraje y mi autoestima de una manera sorprendente. A pesar de haber hecho retiros y talleres nunca he experimentado algo tan productivo en mi vida."

 

Robert B Medina Radesco

"Quiero agradecerles  por ser

tan amables y por esa bella labor que  realizan ayudando al prójimo a ser una mejor persona, a quererse a sí mismo , a buscar la felicidad y sobre todo a tener esa fe en nuestro Creador para podernos ayudar y aportar ese granito de arena llevando amor a los corazones heridos para que puedan transmitir amor, paz , y fe a toda la humanidad para hacer un mundo mejor. 🌞 este es el logo de mi niña así me vi con una cara sonriente e inocente, el sol significa vida y sus destellos de luz son los que iluminarán mi vida y no me dejarán caer en la oscuridad."

Ida Rodríguez 

Adjuntas, Puerto Rico 

"El pasado mes de marzo de 2016, participé en el Taller de Crecimiento Personal. En aquel momento estaba enfrentando una triple pérdida: salud, trabajo y pareja. Sin embargo, darme la oportunidad de esta experiencia me permitió identificar todas aquellas marcas del pasado, la mayoría muy dolorosas, que no me permitían ver con claridad lo valiosa que soy. La forma en que me percibía, mi manera de ver la vida y de enfrentar sus retos cambió significativamente. Hoy soy una mujer feliz y de una fe renovada que disfruta y vive su presente con gran valentía, serenidad y optimismo”.

Oneliss Rolón Nieves 

Participante Puerto Rico 

"Mi experiencia después del taller ha sido  volver a constituir la fe dentro y fuera de mí con la mente, el corazón y el espíritu.  Entender que a pesar de cualquier problema grande o pequeño, de experiencias que nos quitan la esperanza y las fuerzas, la fuerza más grande es el amor, no solo el amor que se sueña sino el que se puede contagiar, compartir y dar sin pedir nada a cambio.

 

 Y por último, el hecho de poder compartir con la gente especial que transmite y aporta tanto material en tan poco tiempo, me dejó una huella donde cuanto más tomo conciencia más me doy cuenta del trabajo incansable que es llevar paz y ser humano.

 

 Gracias por siempre, gracias por haber elegido ese camino, porque sin tal vez comprenderlo, afectan en buen sentido el camino de muchas personas, en este caso el mío y  las personas que están dentro de  él”.

Dario Agustin Ronconi 

Orlando, Florida 

Archivo                  
Please reload

August 16, 2016

Please reload